Acusado de violar y asesinar a una niña, sobrevive a la inyección letal, pero muere de COVID

33

Romell Broom, un sujeto condenado a pena de muerte tras violar y asesinar a una niña de 14 años en Cleveland, a finales de 1984, murió víctima del COVID-19 el pasado lunes.

Lo curioso de este caso, es que Broom sobrevivió a la aplicación de la inyección letal, misma que le fue aplicada el 15 de septiembre de 2009 sin que le provocara la muerte.

Este hombre se volvió famoso tras difundirse la impactante noticia de librar la pena capital en ese año.

Sin embargo, las autoridades volvieron a aplicarle juicio y nuevamente lo condenaron a morir recibiendo la inyección letal.

Medios estadounidenses reportaron que Romell fue pinchado en 18 ocasiones, pero al parecer, los aplicadores no pudieron encontrar la vena indicada para que le provocara la muerte.

De hecho, algunas versiones indican que el mismo condenado intentaba ayudarlos para encontrar el lugar indicado, sin tener resultados.

Fue así como se salvó de morir, desatando una polémica sobre si tenía que ser nuevamente enjuiciado para que sus crímenes no quedaran impunes.

Luego de un largo proceso por segunda ocasión fue condenado a la pena de muerte, fijada para marzo de 2022.

Al final, el coronavirus fue el que terminó con la vida del hombre de 64 años.

Información: XEU Noticias

También podría gustarte
Comentarios
Loading...