Acusó falsamente a su expareja de ponerle pegamento en la vagina; hoy enfrenta 10 años de prisión

Vanessa G. G., de 37 años, deberá pasar 10 años en prisión tras acusar a su ex de ponerle pegamento en la vagina, cuando en 2016 intentaba suicidarse en el municipio español de Bembibre.

La mujer también relató que el hombre la había secuestrado fingiendo que la llevaría en su auto a las vías del tren, donde podría quitarse la vida, y allí haberla agredido sexualmente. No obstante, todas las acusaciones fueron falsas.





En las primeras averiguaciones, la policía pudo constar que la denunciante fue quien se colocó el pegamento con ayuda de su cómplice, al que le impusieron una multa de 2 mil 100 euros (54 mil 85 pesos). En ese momento, la mujer dijo que los hechos sí habían ocurrido, sólo que en 2015, así que las investigaciones continuaron.

Sobre el pegamento, argumentó que lo mencionó porque se vio obligada por su abogada, Emilia Esteban, quien se lo recomendó. Y finalmente, dejó claro la popularidad del caso la hacían temer por la integridad de su hijo. No obstante, recién la Audiencia estimó que los hechos “sencillamente, no tuvieron lugar”.

En consecuencia, la simulación fue con el objetivo de “provocar” la privación de libertad de su expareja, a quien, según recoge el fallo, deberá de indemnizar en 25 mil euros (643 mil 877 pesos). Cabe destacar que Vanessa recibe tratamiento psiquiátrico desde el 2008.

También fue ella misma quien compró los utensilios para simular el secuestro y lesiones, e incluso fue registrada por una cámara de seguridad adquiriendo una media, cuchillas, pegamento y cinta adhesiva. Esto, aunado a que su cómplice y amigo reconoció que la había ayudado a fingir los hechos.

Información: SDP Noticias

También podría gustarte
Comentarios
Loading...