Cirque du Soleil vuelve a la Riviera Maya entre crisis y la pandemia de COVID-19

Luego de tres meses de ausencia forzosa por la pandemia de COVID-19, con mascarillas, ges desinfectante y distanciamiento social, los artistas del Cirque du Soleil en la Riviera Maya preparan el acto que presentarán en un teatro casi vacío.

Personal del espectáculo Joya, una fantasía inspirada en la migración de la mariposa monarca, pide no perturbar a contorsionistas, malabaristas y patinadores que ensayan para la quinta función desde su regreso el pasado 3 de julio.





Jamie Sullivan, directora de operaciones del show, dijo que están “muy felices de volver a los espectáculos durante esta pandemia, de estar aquí para el público”.

Joya, un show inaugurado en 2014 por la compañía circense de Quebec en sociedad con una cadena hotelera mexicana, es el segundo espectáculo que reabre en el mundo.

En el mes de junio reanudó The land of fantasy, que se presenta en Hangzhou, China.

Y es que la crisis por la pandemia obligó a la compañía canadiense a solicitar protección judicial por bancarrota.

La semana pasada aceptó una oferta de compra de sus acreedores, que servirá como base para su subasta en agosto. Previo al arreglo, despidió en marzo al 95 por ciento de sus empleados.

Cabe señalar que “Joya” es el primer espectáculo residente del circo en América Latina y se exhibe en un teatro construido especialmente para la obra, con una duración de 80 minutos y en el que participan 30 artistas y 280 técnicos.

De acuerdo con los reportes de las autoridades sanitarias, Quintana Roo, en donde se ubica la Riviera Maya, está en máximo nivel de alerta epidemiológica, según los criterios del gobierno mexicano.

Hasta el lunes, sumaba 6 mil 285 infectados y 800 fallecidos por COVID-19.

También podría gustarte
Comentarios
Loading...