De los escenarios, a la caridad: artista regala pescado a necesitados en Coatzacoalcos

Debido a la contingencia sanitaria por el covid-19, Agustín Chámpala conocido como “El Teco Villalobos” tuvo que dejar los chistes comedias en los escenarios, pues todo fue suspendido. Ante la falta de empleo, decidió dedicarse al comercio primero de frutas verduras y luego de comida, lo que este lunes 17 de agosto le permitió regalar platillos de mojarras a las personas más necesitadas en Coatzacoalcos, con ayuda de su hermana y esposa.

El comediante ha pisado diversos escenarios, su talento y chispa para hacer reír a las personas le han abierto las puertas para colaborar con personajes de talla nacional quienes los han invitado a sus espectáculos. 





A principios de año tenía planeado realizar una gira por diversas partes de la república, y que lamentablemente se tuvo que suspender ante la llegada del virus SARS-Cov2.

“Soy comediante y payaso, debido a la pandemia no tenemos eventos y pues los niños piden y hay que buscarle porque los niños piden y pues con la bendición de Dios tenemos este trabajo y a darle no hay de otra”, cuenta el Teco Villalobos.

Agustín es padre de dos hijos y junto a su esposa Roxana, han luchado para cubrir sus necesidades, lo cual se complicó desde la llegada de la pandemia a nuestro país, donde algunas de sus presentaciones fueron canceladas y otros eventos suspendidos.

Por ello, decidió comenzar a comprar frutas y verduras por mayoreo en la central de abastos de Minatitlán y venderlos en Coatzacoalcos, ganando así unas monedas para el sostén de su familia.

“Es para poder subsistir porque tengo dos criaturitas y tengo que trabajar porque mis hijos piden; de una u otra forma tengo que buscar para obtener un dinero que de a mi familia, por eso le buscamos con la venta”, indicó

En julio pasado, decidió explotar otro de sus talentos: la cocina. Por ello Agustín invirtió sus últimos ahorros en un pequeño restaurante de mariscos denominado “Las mojarras del Teco”, ubicado en Juan Osorio López 407 de la colonia Francisco Villa de esta ciudad.

Por suerte y -con la ayuda de Dios-, el negocio de comida pegó y comenzó a ganar más que con las verduras, pues asegura que su toque en la cocina lo avala, para que en menos de un mes se hiciera de clientes quienes disfrutan de sus mojarras fritas y brochetas de camarón.

“El negocio tiene apenas un mes y gracias a Dios las bendiciones siguen cayendo”, afirmó el Teco.

Gracias a un sueño de su hermana regalaron 30 kilos de mojarra a las personas

“Buenos días mi familia de Coatzacoalcos. Hoy estas invitado, si conoces a alguien que no tenga para comer y este pasando una situación por la pandemia, tráelo a comer mojarras, invita Corazón Santos. Te esperamos, son gratis en Juan Osorio López 407”, fue el mensaje que publicó en sus redes sociales Agustín desde la tarde del domingo 16 de agosto.

Desde muy temprano comenzó a trabajar con su esposa en la limpieza de las mojarras, mientras preparaban la paila de aceite donde se freiría.

Entrevistado mientras compartía los platillos a las personas que acudieron al llamado, narró que la idea fue de su hermana quien tuvo un sueño y quiso hacerlo realidad en su natal Coatzacoalcos:

“Mi hermana me dijo que tuvo un sueño, por eso me mandaba ese dinero para que lo compartiera con la gente humilde que no tuviera para comer. Hoy yo no abro, pero debido a esto abrimos. El negocio tiene apenas un mes y las bendiciones siguen cayendo. Han llegado varias personas, ahorita están unas muchachas y le damos el servicio con todo el respeto y con todo el amor”, manifestó Agustín.

En total fueron 30 kilos de mojarra tilapia las que donó a las personas desde que salió el sol hasta que se ocultó. Aun cuando los lunes no abre su negocio, decidió hacerlo para cumplir el sueño de su hermana, gracias al apoyo de su esposa.

Los platillos incluían además de las mojarrasensaladas tortilla que el compró por cuenta propia. Regalaba a todo aquel que acudía sin cuestionar en nada.

“Gracias a Dios la gente esta llegando y pues eso es bueno, porque hay bendición. Es una iniciativa de mi hermana y con mi esposa lo estamos logrando”, asintió.

En las plataformas digitales, la gente reconoció el gesto de la familia del Teco, por lo que muchos mandaron bendiciones y reconocimientos al artista, quien desea que pronto todo esto regrese a la normalidad para subir a los escenarios y hacer reír a las personas.

“Las bendiciones se tienen que repartir y compartir, hoy me llegó a mi y a mi hermana y gracias a Dios las personas lo están recibiendo, con mucho respeto y amor de parte de todos”, finalizó El Teco Villalobos.

Información: La Silla Rota

También podría gustarte
Comentarios
Loading...