El poder de la humildad / Por: Esteban Ramírez Zepeta

El Artículo 61 Constitucional establece que “Los diputados y senadores son inviolables por las opiniones que manifiesten en el desempeño de sus cargos, y jamás podrán ser reconvenidos por ellas”. Lo que representa un fuero otorgado por la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, única y exclusivamente para proteger a los integrantes del Poder Legislativo cuando emitan su opinión. Bajo ninguna circunstancia es para proteger a los representantes populares que cometan delitos.

La opinión del Diputado Federal Héctor Yunes Landa en torno a la acción del Gobernador del estado, Ingeniero Cuitláhuac García Jiménez de llevar a cabo una faena ciudadana, cortando pasto con su equipo de trabajo, nos demuestra una vez más su enorme ambición por obtener notoriedad, ya que ha manifestado abiertamente querer ser de nuevo candidato a la gubernatura.





Su deber es legislar y velar por las necesidades de los veracruzanos, sin embargo, nada se sabe de su actuar a favor de sus representados.

Mucho se le señaló sobre actos de corrupción y una vinculación estrecha con su “jefe político” como él lo llamó, Javier Duarte de Ochoa, y lo afirmaba constantemente.

Yo sólo le quiero decir de manera directa que pareciera que se le ha olvidado por completo, los que es un servidor público, tiene un deber con la ciudadanía en todos los ámbitos, que el poder no te obliga a permanecer sentado en el escritorio viendo cómo se resuelven las cosas, como lo hizo él cuando fue Subsecretario de Gobierno con Fidel Herrera y Javier Duarte. Si es tan puro y limpio como él afirma, mi pregunta es ¿Por qué no evitó el terrible daño patrimonial que se le hizo a los veracruzanos cuando estaba en la posición que estratégicamente le permitía estar informado de todo?

El pueblo sabe la respuesta y por ello no lo hicieron gobernador.

Su “coraje” como dice en un video y que distribuye en redes sociales, debe traducirlo en acciones de beneficio a la sociedad, no estar sintiendo enojo, porque así no resuelve nada.

Afirma que hay personas más capacitadas para realizar ese trabajo e inclusive sostiene que hay quienes lo harían recibiendo un apoyo, mi pregunta es el ¿Por qué él, teniendo una “gran capacidad de gestión” no genera las condiciones para ayudar a estas personas”.  Cuando esas tareas tan nobles las hace cualquiera, por su calle o comunidad.

Sin duda, aplica muy bien aquel pensamiento popular que dice “Nada es verdad, nada es mentira, todo depende del cristal con el que se mira”. Cuando tuvo poder en verdad, nada hizo por la gente que hoy según pretende defender.

Cuando él debería a través de sus gestiones y acción legislativa, hacer lo posible y necesario para impulsar a miles de mujeres y hombres que hacen bien ese trabajo y otros más.

Llamar como “falsa tarea de austeridad” en algo que ni al caso, afirmando que se ahorran 200 pesos por persona, es una burla a la inteligencia de los veracruzanos.

Porque cuando se habla de austeridad gubernamental, es aplicar correcta y transparentemente todos los recursos públicos, disminuyendo los gastos excesivos y hasta ofensivos, con los que él estaba acostumbrado desde la Subsecretaría de Gobierno y otras instancias que mucho le beneficiaron con poder y dinero, como parte de los gobiernos más corruptos en la historia de Veracruz.

Dice que se gastaron 2 millones de pesos en un gobernador, quiero recordarle que el dinero que se empleó para la elección de 2018 fue para garantizar la transparencia de las elecciones, y que él también fue beneficiado de ese dinero como parte del erario público, para su campaña y la organización de la elección en la que él formó parte.

La errónea idea de “tiempo completo” de un servidor público, corresponde a la tradición priísta de qué los gobernantes deben estar 24 horas en su oficina. Esto es un asunto del pasado, ahora se busca organizar adecuadamente el servicio público y también hacer corresponsables a los servidores públicos de tareas ciudadanas, que de organizarse de forma comunitaria bien pueden beneficiar a cada calle, manzana, colonia o ciudad. La participación ciudadana es imprescindible en todo momento.

Imagino que las 24 horas que el diputado menciona, corresponden a estar pensando todo el día y toda la noche ¿Cómo se van a robar el dinero? como ellos lo han acostumbrado hacer.

El Gobernador Cuitláhuac García Jiménez ha demostrado y demuestra todos los días, de forma contundente que su gobierno es de austeridad, congruente y de servicio al pueblo.

Trabaja para garantizar a los veracruzanos que el dinero es administrado eficaz y eficientemente por servidores públicos en todos los niveles. Que la máxima aspiración y objetivo es erradicar por completo la corrupción.

Esta tarea no es fácil puesto que hay aún amplias redes oscuras de corrupción que ya se están rompiendo, pero que prevalecen porque tienen raíces muy profundas desde los gobiernos donde estuvo precisamente Héctor Yunes Landa como jefe de la política interior de Veracruz.

El pueblo no se equivoca y por ello votó en 2018 por ¡Ya basta de corrupción!

El Gobernador de Veracruz hace esta actividad como una muestra del poder de la humildad, de caminar al nivel de a pie, de lo sencillo, sin poses, ni falsas pretensiones, al lado de las veracruzanas y veracruzanos, nos dice que podemos machetearle duro por el beneficio de la comunidad, es un hombre que hace su esfuerzo por administrar transparentemente el dinero del pueblo y servir a los veracruzanos sin poses tradicionales, donde muchos que se enriquecen a diario robando, aparentan servir al pueblo cuando se van a gastar el dinero público a Las Vegas, Miami o Europa.

Es tiempo de poner las cosas en su lugar, el Gobernador trasciende por su humildad, la que pudo consolidar siendo docente de la universidad, demostrando que el poder se ejerce pensando y actuando, no hablando.

Los servidores públicos de hoy saben que se sirve con legitimidad, legalidad y respeto a las personas. Que se puede servir con la mayor grandeza que es la humildad, desde las tareas más sencillas que beneficien el embellecimiento de nuestras calles sumándose con nuestros vecinos.

Hagamos posible como veracruzanas y veracruzanos que la unidad y solidaridad sean la esencia de nuestra conducta diaria, para contribuir en beneficio de nuestras comunidades.

Coincido con el presidente de la Junta de Coordinación Política del congreso local, Juan Javier Gómez Cazarín, cuando afirma que el Gobernador es un ciudadano ejemplar, que sabe cumplir su responsabilidad sin protagonismos, solo sumando esfuerzos.

Hay temas que exigen la atención de nuestros legisladores como a las necesidades de los pueblos originarios, de las mujeres y hombres indígenas así como la defensa irrestricta e inquebrantable de las mujeres y las niñas.

Le sugiero al diputado que se ponga a trabajar antes de estar pensando en querer volver a ser candidato perdedor a la gubernatura.

También podría gustarte
Comentarios
Loading...