Emilio Lozoya es dado de alta; Gozará de libertad condicional

Emilio lozoya Austin, exdirector de Pemex, fue dado de alta durante la madrugada del sábado 01 de agosto, por lo que abandonó el Hospital Ángeles del Pedregal, en la Ciudad de México, donde era atendido por anemia y  Síndrome de Barret que le fueron detectados al llegar a México procedente de España.

Según fuentes de la Policía Ministerial de El Universal, el enjuiciado abandonó las instalaciones fuertemente custodiado por elementos de la corporación mencionada. Se espera que acuda por primera vez ante los juzgados federales localizados del Reclusorio Norte a firmar el libro de procesados, como parte de las medidas cautelares que se establecieron para que obtenga su libertad condicional.





Su salida se pronosticaba por lo menos para el 30 de julio, cuando su abogado Miguel Ontiveros anunció a los medios de comunicación que su defendido permanecería ‘dos o tres’ días más internado, tiempo que fue determinado por médicos tanto del nosocomio privado, como por especialistas de la Fiscalía General de la República (FGR).

Situación legal

Emilio Lozoya Austin es acusado de recibir sobornos, que son seguidos por dos carpetas de investigación; la primera por la compra irregular de una planta chatarra de fertilizantes a Altos Hornos de México y la segunda por los sobornos recibidos de la constructora brasileña Odebrecht.

El juez José Antonio Zúñiga Mendoza ordenó la vinculación a proceso de Emilio “L” tras haberse acreditado su presunta participación en el delito de uso de recursos de procedencia ilícita en el caso que se le sigue por la compra de planta “chatarra” identificada como Agronitrogenados. De acuerdo a la audiencia inicial realizada el martes 28 de julio, en el cual se le acusó de haber recibido un soborno de 3 millones de dólares de la empresa Altos Hornos de México.

Se precisó que el juez penal tomó en cuenta que el exdirector de Pemex no generó debate ante el delito que se le imputa por el caso de Agronitrogenados, situación que el juzgador tomó en cuanto de que el denunciado se sometió a las pretensiones del Ministerio Público Federal, en donde el mismo juzgador expresó durante la audiencia inicial que “dice” que fue utilizado como un instrumento no doloso por un aparato organizado de poder.

Los jueces Zuñiga Mendoza y Juan Carlos Ramírez Benítez ordenaron que el acusado debe acudir ante los juzgados y firmar los libros de procesados los días 1 y 15 de cada mes, mientras se realice la investigación complementaria. La Fiscalía General de la República (FGR) solicitó un plazo de seis meses para realizarla.

El pasado 30 de junio, en cumplimiento a lo ordenado por los jueces, le fue colocado a Lozoya Austin un localizador satelital en el tobillo, como parte de los requisitos para la libertad condicional.

Cabe destacar que según la versión que ofreció el Consejo de la Judicatura Federal, la Fiscalía General de la República (FGR) no pidió la prisión preventiva justificada de Lozoya Austin para después de abandonar el hospital, sin importar que cuenta con antecedentes de haber huido del país.

Información: Debate

También podría gustarte
Comentarios
Loading...