En Hungría prohíben hablar de la homosexualidad en escuelas y televisión

4

El Parlamento de Hungría aprobó esta semana una polémica ley contra la pedofilia que incluye artículos ampliamente criticados por organizaciones de la sociedad civil por perseguir al colectivo LGBT.

Con 157 votos a favor, y como estaba previsto, la mayoría oficialista del primer ministro, Viktor Orbán, consiguió aprobar esta legislación que persigue e impone castigos más duros contra la pedofilia. Solo un parlamentario votó en contra.

No obstante, la normativa también prohíbe charlas sobre homosexualidad en centros educativos y veta la emisión de contenido audiovisual que incluya temática LGBT en televisión.

De esta forma, se creará un registro de infractores pedófilos accesible al público y las penas de cárcel serán de hasta 20 años para algunos casos clasificados de pornografía infantil, entre otras medidas para proteger a los menores.

Pero, al margen de estos artículos, la nueva legislación contempla prohibiciones en cuanto a la educación sexual escolar, donde no se podrán llevar a cabo actividades que tengan el propósito de “promover la homosexualidad” o el cambio de género, según especifica el texto y recoge el medio húngaro Blikk.

Asimismo, las televisiones no podrán emitir películas o programas que se considere que promuevan contenido LGTBI para menores de 18 años.

Rechazo a la nueva legislación

El pasado lunes 14, miles de personas se reunieron frente al Parlamento para protestar por la aprobación de este proyecto y denunciar que con él se amplía la persecución contra la comunidad LGTBI, a un año de las elecciones y con el Fidesz de Orbán y la coalición de la oposición empatados en las encuestas.

Las asociaciones de derechos humanos lamentaron que el ultraderechista Orbán lograra aprobar un proyecto que incluye “propuestas excluyentes y odiosas, destinadas a eliminar por completo a las personas LGTBI del público y prohibir programas escolares vitales que ayudan a los jóvenes”.

Además, atenta contra la libertad de expresión, de educación y el derecho de los niños a un desarrollo saludable, denunció el portavoz del Comité Helsinki de Hungría, Zsolt Szekeres, informó ‘Népszava’.

No es la primera ley contra la que las organizaciones han protestado por atentar contra los derechos de la comunidad LGTBI, ya que el año pasado se aprobó una legislación para prohibir la adopción para parejas del mismo sexo.

En este contexto, Amnistía Internacional denunció que es “un día oscuro para los derechos de las personas LGTBI y para Hungría”, ya que se trata de una ley que “estigmatizará aún más a las personas” de esta comunidad, por lo que ha pedido a la Unión Europea (UE) que tome “medidas urgentes”.

El director de Amnistía Internacional Hungría, David Vig, denunció que el hecho de incluir este tipo de enmiendas en un proyecto de ley que “pretende tomar medidas contra los abusos a menores parece un intento deliberado del gobierno húngaro de confundir la pedofilia con las personas LGBTI”.

Algo que además “expondrá a las personas que ya se enfrentan a un entorno hostil, a una discriminación aún mayor”, denunció. Y aunque “más de 10 mil personas inundaron las calles de Budapest para protestar contra estas enmiendas y mostrar su solidaridad”, la solidaridad “por sí sola no será suficiente”, abundó.

Frente a esto, Amnistía Internacional urge a la UE y a los estados miembro a plantear la cuestión en la próxima reunión de Asuntos Generales en el Consejo, para garantizar que “la UE es un lugar seguro para las personas LGTBI”.

Información: Proceso

También podría gustarte
Comentarios
Loading...