“La vamos a librar”, dice AMLO a los tabasqueños

En visita no planeada a Tabasco, donde hay más de 80 mil damnificados en cinco municipios por las lluvias y el desfogue de la presa Peñitas, el presidente Andrés Manuel López Obrador afirmó a sus paisanos que “la vamos a librar y vamos a ir saliendo del problema”.

El Titular del Ejecutivo federal suspendió una gira de trabajo por Nayarit y Sinaloa, para viajar de emergencia en un avión de la Fuerza Aérea Mexicana (FAM) y a su arribo a la capital del estado subió, por primera vez durante su mandato, a un helicóptero militar para hacer un sobrevuelo por la presa y zonas afectadas.





Luego, en el Palacio de Gobierno, acompañado por el gobernador Adán Augusto López e integrantes del gabinete federal, ofreció una conferencia de prensa, donde defendió por segunda ocasión al titular de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), Manuel Bartlett Díaz, ante los señalamientos que lo acusan de ser responsable de haber inundado la planicie tabasqueña por el mal manejo de la presa Peñitas, ubicada en Chiapas.

“[El señalamiento] es infundado, con todo respeto, si así lo piensan mis paisanos. No creo que sean todos los que piensen de esa manera, pero si tienen esa percepción, es equivocada, porque el licenciado Bartlett ha trabajado de manera coordinada”, afirmó.

Sobre la denuncia que presuntamente presentará el gobernador contra la CFE, el Presidente aseguró que el mandatario estatal es libre para actuar en defensa de Tabasco.

“En la primera tormenta que se dio, los técnicos consideraron que debían soltar agua, porque se intensificarían las lluvias y eso no sucedió; hubo un cambio, pero no es culpa de nadie”, insistió López Obrador.

Afirmó que el pueblo de Tabasco cuenta con el gobierno federal y no faltarán recursos para atender a las personas damnificadas por las inundaciones. Señaló que su administración cuenta con una bolsa de 500 mil millones de pesos para disponer de los recursos que necesite la entidad.

Control de presas

López Obrador adelantó que implementará un plan integral que contempla la firma de un decreto presidencial para el control de las presas y que puedan turbinar para que en la época de lluvias no estén llenas.

“Esto va a significar que se turbine constantemente para que no se acumule tanta agua en los vasos de las presas, que haya despacho de la energía eléctrica, porque a veces no se turbina para darle preferencia a las empresas particulares que venden energía a la CFE”, explicó.

Reiteró que su presencia en Tabasco es para expresar su apoyo en esta difícil circunstancia.

“Estamos trabajando para que se pueda atender a los damnificados; lo principal es cuidar que nadie sufra, que nadie pierda la vida. Eso es lo más importante”, indicó.

Agregó que el próximo martes en Palacio Nacional, con la participación de integrantes del gabinete federal y el gobernador López Hernández, definirán el plan que resuelva en definitiva el problema de las inundaciones en la entidad.

Adelantó que adquirirán dragas que estarán a cargo de la Secretaría de Marina para iniciar el desazolve de ríos y bordos.

También se prevén acciones de desarrollo urbano para la introducción de servicios como drenaje, agua potable y vivienda, así como el fortalecimiento de los programas de Bienestar con apoyos directos para adultos mayores, personas con discapacidad, estudiantes, jóvenes y campesinos, entre otros.

El Presidente expresó a sus paisanos que no permitan la manipulación de líderes corruptos, que por ser periodo electoral buscan sacar provecho de la tragedia como en el pasado, pero insistió en que ya son otros tiempos y se atenderá a todos los ciudadanos afectados.

López Obrador pernoctó en Villahermosa y hoy regresará a la Ciudad de México.

Información: El Universal

También podría gustarte
Comentarios
Loading...