Le roban su bicicleta que era herramienta de trabajo pero obtiene Bendiciones, en Coatzacoalcos

 Apenas se enteraron de lo que había sucedido con la bicicleta de Emmanuel Sedglach Gaytán y algunos porteños de Coatzacoalcos decidieron ofrecer ayuda moral y económica para reponer su única herramienta de trabajo que le fue robada. Después de dar a conocer su historia, fueron más de diez personas las que han mostrado su solidaridad.

“Creo que son más de diez personas las que ya me han ayudado con algo, aunque varias me han estado tratando de localizar, pero como ando trabajando pues no he respondido. El primero, fue el papá de un amigo de carrera quien me prestó su bicicleta para seguir trabajando y de ahí ya varias personas que me han dado algún apoyo económico”, cuenta Emmanuel muy agradecido.





Entre los altruistas destacan lectores de esta casa editorial, quienes se comunicaron a este medio, para entregar recursos económicos para que el porteño pueda comprarse una bicicleta nueva. Un claro ejemplo fue el director de un instituto de nivel profesional de Coatzacoalcos, quien solicitó omitir su identidad.

Otra persona se comprometió a pagar el desempeño de su segunda bicicleta, que por problemas financieros tuvo que empeñar hace un par de meses para pagar sus estudios.

“Hay gente que me estaba pidiendo mi número de cuenta y pues me dicen que hasta van a desempeñar mi bicicleta, pero eso ya esta cubierto de verdad no quiero aprovecharme de esto, agradezco a todos por su ayuda, pero creo que lo que me preocupaba era tener mi bicicleta y creo que con lo recibido es suficiente. Agradezco a todos por sus llamadas, mensajes y sobre todo su ayuda”, externó.

Emmanuel sigue trabajando con la bicicleta prestada, pues será el miércoles 2 de este mes cuando desempeñe su bicicleta. Asegura que lo más motivante son los mensajes de aliento que ha recibido, pues en varias ocasiones ha sido puesto como ejemplo para todas las personas ya que, a pesar de su discapacidad física, jamás se da por vencido.

“Se cumplió algo muy hermoso que hace un rato me dijo una persona: me quitaron algo de las manos para recibir algo más grande, porque Dios así es siempre nos bendice y ahora no pienso lucrar con eso, quiero seguir trabajando y que Dios bendiga a los que se llevaron mi bicicleta”, finalizó.

Información: La Silla Rota

También podría gustarte
Comentarios
Loading...