Liberan a chofer que embistió a siete mujeres en baby shower

Después de causar destrozos sobre la calle Quetzalcóatl donde festejaban la llegada de la pequeña Jade Jazmín, que horas más tarde murió en el vientre de su madre, el conductor en aparente estado de ebriedad fue detenido y resguardado por los elementos de seguridad, para evitar que fuera linchado.

Al vencerse el plazo de 48 horas tenía que ser presentado ante el juez durante en una audiencia, sin embargo, las afectadas llegaron a un acuerdo con el detenido y quedó libre, sin presentar más cargos en su contra.





Los acuerdos reparatorios son acuerdos directos entre el imputado y su principal objeto es la reparación del daño producido a esta última. Proceden respecto de todos los delitos culposos, es decir, delitos cometidos sólo con imprudencia en su mayoría, lo cual aplica para este caso suscitado la tarde del lunes 28 de septiembre.

Hasta el momento se desconoce si el acuerdo incluye las afectaciones que derivaron la muerte de la bebé, puesto que los padres Esmeralda Saín no han declarado al respecto. Y las autoridades ministeriales no dieron detalles del documento firmado.

La pequeña Jade fue sepultada la tarde del miércoles 30 de septiembre, y su madre ya se encuentra fuera de peligro, al igual que todas las lesionadas quienes prefirieron que Mario, quien además es vecino de este sector, pagara por lo ocasionado, sin necesidad de ir a la cárcel.

Cabe mencionar que Esmeralda Muñoz madre de la bebé, no sufrió lesión o golpes durante el percance, y no se sabe en que momento perdió a la bebé puesto que se dieron cuenta hasta el día siguiente cuando acudió al Hospital Regional de Coatzacoalcos.

Información: La Silla Rota

También podría gustarte
Comentarios
Loading...