Muere por COVID, autoridades violan los protocolos y familia guarda ataúd 3 días

181

Durante más de dos días el ataúd emplayado, con el cadáver del señor Juan Cabrera en su interior -quien murió de Covid-19- permaneció en un cuarto de su vivienda, ubicada en la calle Alcatraz número 117, en la colonia Juan González Romero de la alcaldía Gustavo A. Madero.

El cuerpo permaneció en el sitio luego de que los familiares pidieron el apoyo de las autoridades de la alcaldía para realizar los servicios funerarios y les hicieran un cobro de 6 mil 500 pesos para “apoyarlo”.

Así los servicios funerarios de la alcaldía, encabezada por Francisco Chiguil, recogieron el cuerpo en el Hospital General de zona número 76 del Estado de México el pasado martes 2 de febrero, para embalsamarlo y se conservara pese a que el protocolo a quienes fallecen por Covid-19 es otro.

Luego de que el cadáver fue embalsamado, los servicios funerarios de la alcaldía llevaron el cadáver a la casa de los deudos para que lo velaran. Sin embargo ahí permaneció desde el pasado martes y hasta el día de hoy, tres días después.

Según familiares de la víctima, en repetidas ocasiones el martes y miércoles, se comunicaron al área de Desarrollo Social con un funcionario de nombre Aldo Ornelas, para que el cuerpo fuera retirado de la casa, pero estos respondieron que su agenda estaba llena y que no podían recoger el cuerpo. 

Ante la falta de atención de las autoridades, la familia decidió emplayar el ataúd para “evitar contagiarse con el virus” y comprar “pastillas de alcanfor” porque se comenzaba a percibir el mal olor, pese al supuesto embalsamamiento del cuerpo. 

Tras varias denuncias, pasado el medio día de hoy, un carroza de la delegación llegó para llevarse el cuerpo de la víctima, pero no a un crematorio, sino presuntamente al panteón San Isidro para sepultarlo pese a que el protocolo prohíbe este tipo de despedidas en paciente Covid.

Información: El Gráfico

También podría gustarte
Comentarios
Loading...