Pidió un iPhone en línea y recibió un jugo de guayaba en su lugar

Desde el inicio de la pandemia mundial por coronavirus (Covid-19) las compras en línea se han intensificado, esto con el fin de no salir de casa, recibir lo que se necesita y así evitar contagios, sin embargo, las decepciones de más de uno han salido a flote, como es el caso de Salvador.

Salvador, un joven de la CDMX decidió renovar su Smartphone y compró por la página web de una reconocida tienda departamental un iPhone SE, uno de los nuevos modelos de Apple, pero, aunque estaba muy emocionado por el tema, terminó muy decepcionado cuando en igual de recibir el equipo obtuvo un jugo de guayaba.





Con la intención de advertir a sus seguidores sobre el tema y las compras en Internet por esa tienda decidió compartir en Twitter su experiencia, pero lo que jamás se imaginó es que a pocas horas de haber hablado sobre el tema se volvería viral en la red social y lograría ser tendencia con los temas “Boing”, a marca del jugo, y “iPhone”, esto sin mencionar que el nombre de la tienda también figuró en lo alto de la lista.

Amigos, mucho cuidado con las compras por internet. Nos acaba de pasar esto. Compramos un iPhone SE en @s**smexico. Hoy llegó el paquete y esto es lo que venía adentro (no es broma!) la única respuesta que dan es que mandes un mail para que hagan la investigación. @Profeco ayuda”, escribió en el tweet Salvador.

En las imágenes insertadas de la publicación, podemos ver la caja que arribó al domicilio del joven con las cintas de la reconocida tienda departamental y en otra observamos que su contenido era un jugo de la marca Boing! de sabor guayaba.

El apoyo y las burlas no se esperaron en las redes sociales, mientras unos etiquetaban a la tienda y a la PROFECO y también compartían sus experiencias con el mismo establecimiento u otras reconocidas tiendas, otros se burlaban de que el joven recibiera dicha bebida que tiene un precio de $10 pesos, aproximadamente, en igual de un Smartphone de casi veinte mil.

Tras darse cuenta de su error, la tienda decidió comunicarse con Salvador para aclarar lo sucedido y darle seguimiento a su caso. “Hola, mándanos un Mensaje Directo y daremos seguimiento a cualquier duda o situación que tengas. Te responderemos lo más pronto posible”, escribió la tienda entre las respuestas y él de inmediato se puso en contacto para solucionarlo.

Finalmente, Salvador logró solucionar su problema y la tienda se ofreció a enviarle su nuevo teléfono inteligente o poder recogerlo en alguna sucursal, él prefirió ir por el artículo y logró tenerlo en sus manos para llevarlo a casa.

Sobre el llamado que le hizo a la PROFECO, dijo que también se comunicaron con él para resolverlo y animó a muchas otras personas a tratar sus casos y también para poner más atención al momento de que pidan algo por Internet.

Sin duda alguna fue una pésima experiencia para Salvador, pero por fortuna logró obtener lo que había pedido en un principio por la tienda y así como él existen muchas otras personas alrededor del mundo que son estafadas al hacer compras por Internet, lo mejor es leer reseñas, descripciones y características de los productos, además de siempre hacer compras en tiendas confiables y en caso de no obtener lo prometido, proceder de inmediato con la PROFECO y el servicio al cliente de la tienda.

También podría gustarte
Comentarios
Loading...