¿Qué pasa con los cuerpos de las personas que mueren por coronavirus?

Diariamente vemos y escuchamos noticias sobre las crecientes cifras de contagiados y fallecidos por coronavirus alrededor del mundo.

Lo que muchos se preguntan es: ¿Qué pasa con los muertos? ¿Deben ser enterrados o cremados? ¿Hay un protocolo de actuación para estos casos?.





Hasta el momento, la Organización Mundial de la Salud (OMS) no ha establecido una guía específica sobre el tratamiento que debe darse a los fallecidos por Covid-19, así que cada país decide cómo manejar la situación.

Aunque no hay evidencia científica de la eventual transmisión del coronavirus por manipulación de cadáveres, algunos países han decidido evitar cualquier riesgo de contagio y crear un protocolo específico para el manejo de los cuerpos.

Lo que muchos se preguntan es: ¿Qué pasa con los muertos? ¿Deben ser enterrados o cremados? ¿Hay un protocolo de actuación para estos casos?.

Hasta el momento, la Organización Mundial de la Salud (OMS) no ha establecido una guía específica sobre el tratamiento que debe darse a los fallecidos por Covid-19, así que cada país decide cómo manejar la situación.

Aunque no hay evidencia científica de la eventual transmisión del coronavirus por manipulación de cadáveres, algunos países han decidido evitar cualquier riesgo de contagio y crear un protocolo específico para el manejo de los cuerpos.

China

China fue la primera nación afectada por el coronavirus, a tal punto que las autoridades establecieron cuarentena en Wuhan y otras ciudades de Hubei.

Además se emitieron circulares que indicaban que cualquier persona sospechosa de haber muerto por coronavirus debía ser desinfectada y colocada en una bolsa especial. Obviamente, los funerales no están permitidos.

El número de muertos en China colapsó los crematorios, pues los trabajadores estaban hacinados y con la orden de quemar los cuerpos en solo 90 minutos desde la llegada del cadáver.

Incluso, se llegó a denunciar que varios cuerpos fueron llevados de los hospitales a los crematorios, sin ser identificados plenamente, debido al aumento de las muertes y a la saturación en las clínicas.

Italia

El enorme número de muertos por coronavirus en este país abarrotó los cementerios, así que se tomó la decisión de comenzar a incinerar los cuerpos.

En ciudades como Lombardía o Bérgamo, los cuerpos se comenzaron a amontonar en las morgues y los cementerios locales tuvieron que cerrar.

En otras zonas hay decenas de ataúdes de madera formando una fila en espera de las cremaciones.

Hay que tener en cuenta que cada cuerpo tarda más de una hora en incinerarse, así que la acumulación de trabajo es enorme. Además, por la cuarentena, se prohibieron las ceremonias funerarias.

España

Este es uno de los países europeos más afectados por el coronavirus, es por ello que el Gobierno español diseñó un protocolo para tratar los cuerpos de las personas fallecidas por Covid-19.

En dicho documento se resalta que no se realizará autopsia a las víctimas para evitar posibles contagios; se explica que el riesgo de una salpicadura de fluidos al realizar procesos a los cadáveres podría representar un riesgo innecesario para el personal médico.

Las personas que fallezcan por coronavirus en España deberán ser introducidas a una bolsa sanitaria biodegradable, la cual será rociada con algún desinfectante en polvo y sellada.

Nicaragüenses que viven en España han relatado a Tu Nueva Radio Ya que la situación es terrible, pues el personal de salud no permite que las personas se acerquen a sus familiares fallecidos, sino que solo llaman para reportar su muerte y posterior cremación.

Chile

El protocolo de Chila señala que al fallecer un paciente diagnosticado con coronavirus, familiares o amigos podrán entrar a la zona de aislamiento para despedirse, pero sin tocar el cuerpo ni las superficies alrededor, pues podrían estar contaminados.

Las personas deben ingresar con bata desechable, guantes y mascarilla quirúrgica.

Posteriormente, el cadáver es introducido a una bolsa impermeable para trasladarlo a la morgue del recinto.

Así, en la bolsa, el cuerpo debe ser introducido a un ataúd (no se necesita uno “especial”) para trasladarlo al velatorio o crematorio.  

También podría gustarte
Comentarios
Loading...