En Jalisco encarcelarán a papás por nalguear a hijos

Cuidado. Si usted vive en Jalisco y acostumbra a dar azotes o jalonear a su hijo como mecanismo de disciplina o crianza, podría ir a la cárcel.

A petición del Ejecutivo, el Congreso de Jalisco aprobó ayer reformas a los Códigos Penal y Civil del Estado, así como a la Ley de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes, que prohíben el castigo corporal severo o innecesario contra menores de edad.





Los ajustes legales, que entrarán en vigor al día siguiente de su publicación en el Periódico Oficial del Estado, indican que cuidar, criar y aplicar corrección disciplinaria a hijos no podrá ser a través de maltrato que atente contra la dignidad humana.

La persona que violente estas disposiciones podría ser castigada con seis meses a cinco años de cárcel, y podría perder la patria potestad que tenga de la víctima.

El diputado panista Hernán Cortés, responsable de dictaminar el proyecto que se aprobó, explicó que, por ejemplo, dar azotes o jalonear a un menor podría sancionarse si se hace de manera severa o innecesaria, lo cual tendrá que ser determinado por un juez.

Ante un castigo corporal, el menor victimizado o cualquier testigo podrá acudir a presentar una denuncia ante la Procuraduría de Protección de Niñas, Niños y Adolescentes.

Consultado al respecto, Ricardo Fletes, de la Red por los Derechos de la Infancia en México, opinó que los diputados desaprovecharon la oportunidad de discutir el tema de manera amplia, pues no se consideró a organismos civiles, universidades, y se excluyó la participación de niños, niñas y adolescentes.

Afirmó que encarcelar a papás o tutores violentos no resolverá el problema, pues se debe apostar más a la prevención y atender las causas que generan que un padre sea agresor.

“Me parece que ya está comprobado que el aumento de penas no reduce las conductas violentas, ilegales (…). Les va a ir peor (a los menores), porque quedan desprotegidos no sólo de la figura paterna, sino la figura paterna que va a la cárcel desencadenará sentimientos de culpa, porque el niño va a pensar que por culpa de él su papá va a la cárcel”

“Si actualmente no tenemos suficientes profesionales para atender a niños y niñas que están en albergues, que están en cuestiones de separación de padres que pierden la patria potestad, no habrá suficiente personal para atender a estos niños en el sufrimiento de orden psicológico”

También podría gustarte
Comentarios
Loading...